Recortando, que es gerundio.

Las noticias sobre recortes nos asedian, y aunque pensáramos que educación debería estar a la cola de los recortes, ya que en teoría parece que estamos de acuerdo en que  el futuro del país depende de la formación de los individuos que lo conforman (eso es lo que dicen los políticos de cualquier ideología), muchos tenemos la impresión de que han empezado, precisamente, por la educación.

A estas horas ya no es noticia, pero sigue siendo merecedora del análisis que desde distintos ámbitos se le ha hecho, la carta en la que la presidenta de la comunidad de Madrid intenta convencer al profesorado de que lo que le pide es poca cosa. Aquí la enlazo comentada por @Nando_J y aquí corregida por manos anónimas.

Lo grave es que mientras se recorta en la enseñanza pública se inyectan subvenciones equivalentes en la privada. Lo explica con todo lujo de detalles Ignacio Escolar.

¿Y se pueden creer que la comunidad de Madrid presupuesta más para enseñanza de la religión en las aulas que para bilingüismo?

Da la impresión de que se pretende desprestigiar la enseñanza publica, empezando por minusvalorar al profesorado que tan poco trabaja, para dejarla como reducto para aquel alumnado que no tenga otra opción. Muy liberal la actuación.

No toda la ciudadanía está de acuerdo con el planteamiento de la señora Aguirre, como demuestra el artículo de Elvira Lindo, hoy en El País. Y las asociaciones de padres y madres que se están mobilizando al mismo tiempo que los docentes. Pero hay personas que hoy piensan peor de nosotros como colectivo.

Y para terminar esta dolorosa constatación de lo que nos espera, porque esto acaba de empezar, quiero enlazar un artículo escrito en mayo por Antonio Muñoz Molina, que tiene hoy la misma vigencia que entonces, que puede servirnos para reconocer nuestros errores como país y como personas individuales y decidirnos a ser ciudadanos y adultos, no adolescentes perpetuos, entre el letargo y la queja.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *