Archivo de la etiqueta: madres

cartel-eabe11

EABE 11. Estuve alli

El pasado fin de semana nos reunimos unas ciento cincuenta personas, todas implicadas en la educación de una u otra forma, en un precioso pueblo malagueño -Casares-  para compartir experiencias y cargar la pilas.

Foto de TICtiritero

Ha sido el tercer Encuentro Andaluz de Blogs Educativos. El primero al que he asistido.

Supe de él a través de Twitter, de los muchos docentes que comparten trabajos y experiencias y hablaban de anteriores ediciones y de las reuniones previas para preparar la de este año. En cuanto manifesté mi intención de asistir, alguien (@NicolasaQM) me ofreció la posibilidad de compartir la búsqueda de alojamiento y la estancia. En realidad ella hizo todo el trabajo y compartimos piso con otras twitteras. Ellas se conocían, a mí me adoptaron y han hecho que me sienta en familia, como si nos conociéramos de toda la vida.

Digo esto antes de hablar de contenidos porque en estos días he leído que los asistentes nuevos podían haberse sentido extraños, fuera de contexto.

No ha sido mi caso: me he sentido acogida y he tenido ocasión de hablar, sin tecnología por medio, con muchas de las personas cuyas intervenciones en blogs y twitter leo con frecuencia, muchas de las cuales elaboran y comparten materiales que utilizo en mis clases, con mi alumnado, o traslado a otras que puedan estar interesadas en hacer lo propio en las suyas.

Y ahora, mis impresiones del encuentro:

  • La mayor parte de las experiencias presentadas me han parecido muy interesantes. Destaco dos: la de José María Ruiz, del IES El Palo, con alumnado de diversificación curricular, que está explicada en su blog, y la de el centro Guadalinfo de Benamejí Agua donde no hay, con chicos y chicas de 5º y 6º de primaria que juegan a montar una empresa para llevar agua donde no la hay, asumiendo roles y desarrollando valores a la vez que utilizan las herramientas digitales.

    Foto del CEP de Marbella-Coín
  • Sólo participé en uno de los espacios oficiales, el relacionado con alumnado y familia,  aunque los visité todos. A juzgar por las conclusiones me pareció que se había hecho un gran trabajo en todos ell0s.
  • Mención especial para la estrecha relación establecida con la iniciativa purpos/ed[ES], en la que participamos muchos de los asistentes. Jaume Olmos, promotor de la idea, derrocha entusiasmo y pretende el compromiso personal en  una pequeña mejora de la actividad docente de cada uno, de cada una. El mío: procurar que mi alumnado utilice su blog para expresar sus aprendizajes. Si lo consigo no habrán desarrollado solamente la competencia matemática.
  • La participación de personas de fuera de la comunidad, muy numerosa. Pamplona, Bilbao, Barcelona, Valencia, Alicante, Madrid, Murcia, Castellón, Ciudad Real…
  • Y de todos los niveles educativos, desde primaria a la universidad.
  • Y de todos los ámbitos educativos: profesorado (el más numeroso, claro), familias, alumnado (con interesante participación), centro Guadalinfo, formadores, …
  • Y sobre todo: orgullosos y orgullosas, casi por igual, de ser docentes.

Todo ello conforma un potencial que hay que valorar y rentabilizar para renovar y mejorar la educación que tenemos entre manos, pero sin caer en la autocomplacencia. Si no se generalizan las buenas prácticas que el alumnado necesita para adquirir las competencias que le permitan un desarrollo personal integral, poco habremos avanzado.

Creo que este movimiento puede representar una avanzadilla de la renovación pedagógica que la escuela y la sociedad están necesitando. Aunque no sea la única, que mucha otra gente esta trabajando mucho y bien.

En conclusión, merece la pena integrarse en ella y arrimar el hombro. No será el 11 mi último EABE.

Eso no se hace

Si las miradas mataran yo no estaría viva.

Esta mañana, en una tienda de muebles, mientras una mamá miraba un catálogo, sus peques (2 y 3 años, más o menos) hacían de las suyas por la tienda. La pobre dependienta no sabía como controlar la situación. Les pedía que salieran del interior de los muebles, que se bajaran de los sofás… sin que la madre se diera por aludida.

Al pasar junto a ella para salir, no me contuve:

– Si no se anda con cuidado va a tener que pagar aunque no compre.

Su mirada fue todo un poema.

Una vez más, la actitud materna me hace pensar que es en la escuela donde a muchos niños se les dice por primera vez NO, eso no se hace. Y no debería ser así.

Y aquí una muestra de las excentricidades paternas:

http://www.youtube.com/watch?v=n_gbnp0rVlQ

Niño, deja ya de joder con la pelota

Volver a empezar

A punto de comenzar el nuevo trimestre, después de haber preparado las primeras clases, es hora de hacerse el cuerpo para retomar la lucha:

  • Recordar las normas de clase.
  • Repasar lo aprendido porque lo que hay que aprender se basa en lo que ya se sabe.
  • Organizar la recuperación de los que no aprobaron.
  • Buscar actividades que resulten interesantes y faciliten la adquisición de conocimientos.
  • Aplicar los conocimientos y convertirlos en competencias.
  • Decidir qué tarde venimos a hacernos una cuenta en WordPress para poder intervenir en el Blog de la clase que estamos empezando a usar. Y el que quiera, un blog personal.
  • Comprobar que traemos las pilas recargadas y la cuerda a tope.
  • Terminar la redacción del Proyecto Educativo.
  • Revisar los resultados del primer trimestre y hacer propuestas para mejorarlos en el segundo: reajuste de grupos, animación a la lectura, trabajo de vocabulario, hablar en público…
  • Reuniones con padres cuya actuación es necesaria y sin embargo insuficiente.
  • Preparar las reuniones de Claustro y Consejo Escolar.

¡Tantas cosas! Y lo curioso es que al segundo día ya parece que llevas al menos una semana, o un mes. Todo ha vuelto a su sitio.

Es llamativo cómo algunas familias, madres y padres, se sorprenden de los malos resultados de sus hijos, especialmente en primero: les han visto, y permitido, pasar las tardes enteras en el fútbol, jugando a la consola, o con los amigos (se quejan de lo que les gusta salir, de repente), o con el novio o la novia ¡?. Aunque desde el principio se les informó de la necesidad del trabajo diario, han visto las pruebas escritas y tienen en la agenda notas parciales, esperaban, igual que los adolescentes, que si estudiaban los dos o tres últimos días del trimestre podrían compensarlo.

También se sorprenden los que trabajan diariamente. Muchos de ellos pensaban que el salto al instituto era demasiado grande y cuando las notas responden a su esfuerzo casi le parece mentira. ¡Cómo disfrutan! Y nosotros con ellos.

A nosotros, profesoras y profesores, nos sorprende y nos preocupa que haya padres y madres que pasan de la formación académica y humana de sus hijos, que se limitan a decir que no saben qué hacer con ellos, que se acostumbran a que tomen decisiones, a todas luces equivocadas, sin darles cuenta, que, en resumen, no se responsabilizan de su educación.

Son pocos, pero se notan mucho. La actitud de los chicos y los sentimientos, pensamientos y realidades que verbalizan no dejan lugar a dudas:

– No le hago caso a mi padre y te lo voy a hacer ti.

– A mi madre le da igual lo que yo haga.

Y en algunos casos es aún peor:

– Mi madre va a venir y te vas a enterar. (Aunque sea repetida colocaré la ilustración de una entrada anterior)Y viene, por propia iniciativa o a requerimiento nuestro, y es ella la que termina enterándose de por dónde camina su hija, o su hijo, que no es precisamente por donde ella pensaba. Al respecto tomé nota cuando lo vi de un artículo ilustrativo: los padres reclaman por lo accesorio, creyendo a pies juntillas la información que les dan los chicos, y no suelen hacerlo cuando de veras hay motivos. Son datos de la inspección.

Deseo a todos un buen trimestre.

Incongruencia maternas

Aunque nos duela, algunos padres (en el sentido general del término: padres o madres) han perdido el norte. Algunas anécdotas para ilustrar la idea:

1.  Mes de septiembre. Se acaban de publicar las listas de los grupos en el Instituto. Una madre acude a la dirección porque su hija no está con sus amigas. Cuando se le explica que no es posible atender a los caprichos del alumnado, que se trata de que trabajen, que las amistades son para fuera de clase… dice:

– No, si yo no quiero que la cambien, si con sus amigas se dedicaria a charlar.

– ¿Entonces?

– Pero si no vengo no vea la que me arma.

2.  Una alumna está en clase escuchando música mientra el profesor explica. Siguiendo la normas del centro le retira el MP3  y lo entrega en la Jefatura de Estudios, donde sus padres podrán retirarlo. Es viernes. La madre llega al centro antes de que el Jefe de Estudios se haya marchado, para recoger el aparato. Se le explica la situación  y se le sugiere  que podría castigar a su hija a no usarlo el fin de semana. Respuesta:

– Estoy de acuerdo. No me lo llevo y le digo que usted no me lo ha dado.

2. Fin de curso. La Asociación de Padres organiza una fiesta para despedir al alumnado que finaliza su etapa en el centro, regalarle las orlas que les han hecho como recuerdo, entregar premios, ver actuaciones…. Algunas madres del alumnado que debe recibir las orlas buscan a la presidenta de la AMPA para pedirle que se cambie el orden de las actuaciones  porque sus hijos han organizado una cena la misma tarde noche y a la hora en la que normalmente se entregan las orlas, o incluso antes. Como no se va a alterar el orden, proponen:

– ¿No podrían ustedes, profesores, hablar con ellos y convencerlos para que cambien la cena?

Resumiendo: Cuando hay que enfrentarse a los hijos, ponerles límites, enseñarles lo que está bien y lo que está mal, que lo haga otro. Así se puede decir que en mi casa no da problemas. ¿Cómo los va a dar si hace lo que quiere?

En la mayoría de los casos, detrás de un alumno conflictivo hay una familia que no pone normas. Al menos, es mi experiencia.

Enlaces relacionados:

Recopilación de consejos y opiniones de Bill Gates, en Contencioso.es

Y otros de Guillermo Fesser, publicados en Ciencia Online