Archivo de la etiqueta: padres

cartel-eabe11

EABE 11. Estuve alli

El pasado fin de semana nos reunimos unas ciento cincuenta personas, todas implicadas en la educación de una u otra forma, en un precioso pueblo malagueño -Casares-  para compartir experiencias y cargar la pilas.

Foto de TICtiritero

Ha sido el tercer Encuentro Andaluz de Blogs Educativos. El primero al que he asistido.

Supe de él a través de Twitter, de los muchos docentes que comparten trabajos y experiencias y hablaban de anteriores ediciones y de las reuniones previas para preparar la de este año. En cuanto manifesté mi intención de asistir, alguien (@NicolasaQM) me ofreció la posibilidad de compartir la búsqueda de alojamiento y la estancia. En realidad ella hizo todo el trabajo y compartimos piso con otras twitteras. Ellas se conocían, a mí me adoptaron y han hecho que me sienta en familia, como si nos conociéramos de toda la vida.

Digo esto antes de hablar de contenidos porque en estos días he leído que los asistentes nuevos podían haberse sentido extraños, fuera de contexto.

No ha sido mi caso: me he sentido acogida y he tenido ocasión de hablar, sin tecnología por medio, con muchas de las personas cuyas intervenciones en blogs y twitter leo con frecuencia, muchas de las cuales elaboran y comparten materiales que utilizo en mis clases, con mi alumnado, o traslado a otras que puedan estar interesadas en hacer lo propio en las suyas.

Y ahora, mis impresiones del encuentro:

  • La mayor parte de las experiencias presentadas me han parecido muy interesantes. Destaco dos: la de José María Ruiz, del IES El Palo, con alumnado de diversificación curricular, que está explicada en su blog, y la de el centro Guadalinfo de Benamejí Agua donde no hay, con chicos y chicas de 5º y 6º de primaria que juegan a montar una empresa para llevar agua donde no la hay, asumiendo roles y desarrollando valores a la vez que utilizan las herramientas digitales.

    Foto del CEP de Marbella-Coín
  • Sólo participé en uno de los espacios oficiales, el relacionado con alumnado y familia,  aunque los visité todos. A juzgar por las conclusiones me pareció que se había hecho un gran trabajo en todos ell0s.
  • Mención especial para la estrecha relación establecida con la iniciativa purpos/ed[ES], en la que participamos muchos de los asistentes. Jaume Olmos, promotor de la idea, derrocha entusiasmo y pretende el compromiso personal en  una pequeña mejora de la actividad docente de cada uno, de cada una. El mío: procurar que mi alumnado utilice su blog para expresar sus aprendizajes. Si lo consigo no habrán desarrollado solamente la competencia matemática.
  • La participación de personas de fuera de la comunidad, muy numerosa. Pamplona, Bilbao, Barcelona, Valencia, Alicante, Madrid, Murcia, Castellón, Ciudad Real…
  • Y de todos los niveles educativos, desde primaria a la universidad.
  • Y de todos los ámbitos educativos: profesorado (el más numeroso, claro), familias, alumnado (con interesante participación), centro Guadalinfo, formadores, …
  • Y sobre todo: orgullosos y orgullosas, casi por igual, de ser docentes.

Todo ello conforma un potencial que hay que valorar y rentabilizar para renovar y mejorar la educación que tenemos entre manos, pero sin caer en la autocomplacencia. Si no se generalizan las buenas prácticas que el alumnado necesita para adquirir las competencias que le permitan un desarrollo personal integral, poco habremos avanzado.

Creo que este movimiento puede representar una avanzadilla de la renovación pedagógica que la escuela y la sociedad están necesitando. Aunque no sea la única, que mucha otra gente esta trabajando mucho y bien.

En conclusión, merece la pena integrarse en ella y arrimar el hombro. No será el 11 mi último EABE.

redes sociales

Redes sociales

Estos días ha estado alborotado el patio en Internet. Tanto, que la repercusión de lo que se decía (escribía) en Twitter se ha reflejado en el resto de los medios de comunicación de masas en España, que los movimientos sociales en Túnez y Egipto se han convocado y retroalimentado a través de las redes sociales. Y todo parece indicar que no terminan aquí.

Desde 2005, según cuentan los documentos de Wikileaks, los blogueros egipcios estaban “desempeñando un importante papel al ensanchar el espectro de libertad de expresión y las discusiones sociales y políticas”. Y cuando la represión actuó, desde Facebook se convocó una huelga general con mucho éxito. Todavía no se sabe cómo terminará, pero está claro que el mundo árabe se está moviendo y ya nunca será igual, y ello habría sido impensable, al menos de momento, sin la comunicación que ha partido de la red.

La movida española en Twitter, que cabría calificar de anecdótica si no se hubiera desbocado hasta terminar con el trabajo de Vigalondo en El País de mala manera, hace pensar que los adultos, igual que los adolescentes con los que trabajo, por una parte nos tomamos a veces demasiado en serio minucias que no lo merecen (un twit provocador de Pérez Reverte, o de Vigalondo, o uno en el que Bisbal manifuesta su poca cultura), y por otra no somos conscientes de que lo que decimos en público, aunque lo hagamos desde la intimidad de nuestro ordenador o cualquier otro terminal informatizado, queda escrito y se puede interpretar de más de una forma.

El uso que hacemos de las redes sociales, tanto jóvenes como adultos,  no es inocuo. Puede ser inocente, pero tiene consecuencias, buenas y malas, como todas las actividades humanas. Y una vez la bola comienza a rodar pendiente abajo ya no hay quien la pare.

Todos conocemos a alguien cuya página en una red le hizo perder un trabajo, o fue el detonante de su ruptura matrimonial, niñas que cuelgan fotos cuya trascendencia ni siquiera imaginan, ladrones a los que se facilita el trabajo diciéndoles cuándo dejamos la casa vacía…

Y también personas que se han salvado por avisos en la red, información precisa en el momento en que la necesitas, ahorro de tiempo en gestiones inaplazables… Y la inyección que va suponer para Save The Children el libro Espía de Dios que su autor, Juan Gómez-Jurado, ha colocado en itunes para su descarga gratuita, y lo ha contado en Twitter  pidiendo a cambio que se ingrese un euro en la cuenta de la ONG.

Y aulas TIC. La posibilidad de un cambio real en la enseñanza. Insisto en lo de posibilidad. Si hacemos lo mismo con medios digitales se quedará en eso: po-si-bi-li-dad. Pero puede ser otra cosa. ¿Habeis visto la cara con la un alumno te enseña un mapa conceptual con información desplegable, fotos, videos y enlaces que ha buscado? ¿O con la que te dice o escribe: -He colocado el trabajo en mi blog?

Internet y las redes son herramientas y se pueden usar para lo mejor y para lo peor. Vamos a vivir con ellas, queramos o no, (pienso que la mayoría queremos), aunque a algunos les den mucho miedo, entre otros a muchos padres y madres que se sienten incapaces de controlar lo que sus hijos, demasiado pequeños, dicen y cuelgan en tuenti y en facebook.

Interesante artículo publicado por Microsiervos.

Víctimas de Twitter, publicado en El Correo. Yo lo encontré a través de Enrique Dans.

Un incendio que se extiende, de Lluis Basset.

Enlaces sobre seguridad en la red: para alumnado (información y un juego) y para padres, que mañana es el Día Internacional de Internet Seguro.

Si lo que quieres es vivir cien años, de Sabina

Noticias de educación

Hace un par de días,  un compañero destacaba en uno de sus blogs la publicación en la prensa de papel de dos noticias sobre educación en el mismo día. Y la verdad es que ninguna de ellas era buena. Tomé nota de su post porque quería tomarlo como punto de partida de una entrada mía aquí, pero las ocupaciones diarias me han impedido hacerlo hasta hoy.

En los comentarios posteriores, Juan Pedro Serrano hace una pregunta a la que deberíamos dar respuesta cuanto antes:

Por qué narices no nos ponemos todos manos a la obra, y acabamos con esta realidad tan increiblemente frustrante… ¿para todos?

Siempre tuvimos la idea de que al poder autocrático no le interesaba la educación, porque es más fácil manejar a la masa sin criterio, sin sentido crítico. Pero en una democracia la mejor inversión debe ser la que se hace en educación, porque se hace en futuro. La pregunta que hace el compañero nos la hacemos muchos: ¿de verdad le interesa la educación al gobierno y a la oposición de este país?

Mientras todos no vayamos a una será difícil dar la vuelta a la tortilla, pero  cada uno de nosotros en nuestro ámbito tenemos cosas que hacer, mejoras que introducir. Y no son las leyes las que cambian la realidad de las aulas, sino el profesorado que las aplica… cuando cree en ellas.

Tenemos más colaboración de la que se observa a primera vista:

  • Muchos padres lo hacen francamente bien, aunque nos llamen más la atención los otros, porque nos obligan a sustituirlos de alguna manera.
  • Tenemos alumnos, y alumnas, estupendos, que se entusiasman con nosotros, que nos seguirían al fin del mundo (metafóricamente hablando, claro) Y tambien otros que sólo quieren perdernos de vista. (Hoy viernes están de enhorabuena).
  • Las AMPAs en muchos casos echan una mano nada despreciable.
  • Hay compañeros fantásticos, que nos enseñan todos los días, incluso sin hablar, estrategias para mejorar nuestra enseñanza y nuestras relaciones con el alumnado, que nos facilitan la tarea con sólo estar allí.

    Imagen de elorienta.com
  • Los orientadores, esos profesionales tan mal recibidos al principio, y que se han hecho un hueco en los institutos por la mucha colaboración que prestan a todos, por la ayuda que suponen en situaciones difíciles y en el trabajo diario.
  • Nuestro cupo de profesorado permite una ratio que no tiene nada que ver con la de otros tiempos no tan lejanos: yo he tenido 52 alumnas de 1º de EGB en un colegio privado (en un aula larga y estrecha llena de humedad), 30 alumnos y alumnas de 5 años a 6º de EGB en una unitaria (la calificación era: unitaria, mixta, diseminada, de difícil desempeño) sin luz eléctrica ni agua corriente, entre 40 y 45 era normal en cualquier grupo de EGB
    Imagen tomada de recursos.cepindalo.es

    De http://bit.ly/fLABZz
  • Los medios con los que contamos, que nada tienen que ver con la saliviña, que era prácticamente nuestra única herramienta, segun decía un inspector recien llegado de Galicia.
De picasaweb.google.com

Y hay que recordar que las condiciones laborales del profesorado han mejorado mucho: ademas de lo dicho en los puntos anteriores, hace diez años las horas de docencia eran de 21 a 23, reales, para la inmensa mayoría. Hoy son 18 sobre el papel pero hay que quitar las reducciones por jefaturas, tutorías, planes, … Que está muy bien, no son las nuestras las únicas condiciones que han mejorado, lo han hecho todas, indudablemente. Pero no está mal mirar con un poco de perspectiva cuando nos sentimos tan mal tratados por la Administración.

Resumiendo: mientras esperamos el acuerdo de todos para cambiar todo lo necesario, cambiemos cada uno aquello que es posible y la mejoría habrá empezado.

Imagen de cepdecastilleja.com

Si se calla el cantor, calla la vida.

Tragedias, buitres y respuestas administrativas

Tragedia: Hace dos días, un compañero con el que trabajé hace años, y del que guardo un inmejorable recuerdo, murió a manos de su hijo, un joven que estaba en tratamiento psiquiátrico.

Buitres: En la prensa aparecen todos los datos personale y profesionales, los detalles morbosos de la agresión, que a nadie importan, incluso el hecho de que el hijo era adoptado, como si eso supusiera un motivo o aportara algo significativo. La prensa, pese a que la mujer de mi amigo pidió que se respetara su intimidad, ha invadido el recinto de su casa, saltando tapias, haciendo fotos…  Por vender periódicos, lo que sea.

Respuestas administrativas:

  • En las últimas semanas, mi amigo y su mujer, los padres del joven enfermo, habían pedido ayuda a la fiscalía: se sentían incapaces de manejar la situación, y les puedo asegurar que son dos personas capaces y preparadas, y se les nota. Les dieron cita para tres semanas más tarde.
  • Mi amigo tenía claro que quería ser incinerado. El juez se ha negado a permitirlo, por si fuera necesaria la exhumación en el curso de la investigación. Su mujer se ha visto obligada a aceptar que no se cumpla su última voluntad.
  • Su hijo fué trasladado al juzgado para ser interrogado 24 horas después de la muerte de su padre. Hasta entonces se supone que estuvo en los calabozos. ¿Qué tipo de atención recibió un joven tan enfermo como para matar a una de las personas a las que más quería, por la que sentía no sólo cariño filial sino también admiración y respeto? No me consta, pero la familia sospechaba que ninguna.

Reflexiones:

  • Cada vez más familias se están viendo superadas por las actitudes y las actuaciones de sus hijos. Muchos padres, tras permitirles vivir sin normas,  se ven incapaces de controlarles y en ocasiones acuden la la fiscalía o el juzgado  buscando ayuda. Pero no todos los casos son iguales, ni mucho menos.
  • De la misma forma que en los hospitales se priorizan los enfermos que acuden a urgencias se debería hacer en estos asuntos judiciales. Si  lo hacen, como quiero suponer, desde luego en este caso  se equivocaron de medio a medio.  Necesitan asesoramiento psicológico para evaluar las situaciones.
  • La insensibildad de la Administración hiere, más cuando se forma parte de ella, aunque sea en otro ámbito.
  • El derecho a la información no puede ser excusa para actuaciones injustificables. El libro de estilo de El Pais, por ejemplo, dice que se citará la profesión cuando aporte algo relevante (cita no literal, pero ése es el sentido). ¿Qué aporta en este caso la profesión del padre? ¿O que el hijo fuera adoptado? ¿Insinúan algo con esas informaciones? Si así fuera, ¡qué mentes mas sucias! Y si no es, sobran.
  • A veces parece que viviéramos en una sociedad enferma, en la que se destaca sólo lo desagradable, y cuanto más lo sea más alto se lo coloca.

Volver a empezar

A punto de comenzar el nuevo trimestre, después de haber preparado las primeras clases, es hora de hacerse el cuerpo para retomar la lucha:

  • Recordar las normas de clase.
  • Repasar lo aprendido porque lo que hay que aprender se basa en lo que ya se sabe.
  • Organizar la recuperación de los que no aprobaron.
  • Buscar actividades que resulten interesantes y faciliten la adquisición de conocimientos.
  • Aplicar los conocimientos y convertirlos en competencias.
  • Decidir qué tarde venimos a hacernos una cuenta en WordPress para poder intervenir en el Blog de la clase que estamos empezando a usar. Y el que quiera, un blog personal.
  • Comprobar que traemos las pilas recargadas y la cuerda a tope.
  • Terminar la redacción del Proyecto Educativo.
  • Revisar los resultados del primer trimestre y hacer propuestas para mejorarlos en el segundo: reajuste de grupos, animación a la lectura, trabajo de vocabulario, hablar en público…
  • Reuniones con padres cuya actuación es necesaria y sin embargo insuficiente.
  • Preparar las reuniones de Claustro y Consejo Escolar.

¡Tantas cosas! Y lo curioso es que al segundo día ya parece que llevas al menos una semana, o un mes. Todo ha vuelto a su sitio.

Es llamativo cómo algunas familias, madres y padres, se sorprenden de los malos resultados de sus hijos, especialmente en primero: les han visto, y permitido, pasar las tardes enteras en el fútbol, jugando a la consola, o con los amigos (se quejan de lo que les gusta salir, de repente), o con el novio o la novia ¡?. Aunque desde el principio se les informó de la necesidad del trabajo diario, han visto las pruebas escritas y tienen en la agenda notas parciales, esperaban, igual que los adolescentes, que si estudiaban los dos o tres últimos días del trimestre podrían compensarlo.

También se sorprenden los que trabajan diariamente. Muchos de ellos pensaban que el salto al instituto era demasiado grande y cuando las notas responden a su esfuerzo casi le parece mentira. ¡Cómo disfrutan! Y nosotros con ellos.

A nosotros, profesoras y profesores, nos sorprende y nos preocupa que haya padres y madres que pasan de la formación académica y humana de sus hijos, que se limitan a decir que no saben qué hacer con ellos, que se acostumbran a que tomen decisiones, a todas luces equivocadas, sin darles cuenta, que, en resumen, no se responsabilizan de su educación.

Son pocos, pero se notan mucho. La actitud de los chicos y los sentimientos, pensamientos y realidades que verbalizan no dejan lugar a dudas:

– No le hago caso a mi padre y te lo voy a hacer ti.

– A mi madre le da igual lo que yo haga.

Y en algunos casos es aún peor:

– Mi madre va a venir y te vas a enterar. (Aunque sea repetida colocaré la ilustración de una entrada anterior)Y viene, por propia iniciativa o a requerimiento nuestro, y es ella la que termina enterándose de por dónde camina su hija, o su hijo, que no es precisamente por donde ella pensaba. Al respecto tomé nota cuando lo vi de un artículo ilustrativo: los padres reclaman por lo accesorio, creyendo a pies juntillas la información que les dan los chicos, y no suelen hacerlo cuando de veras hay motivos. Son datos de la inspección.

Deseo a todos un buen trimestre.

Incongruencia maternas

Aunque nos duela, algunos padres (en el sentido general del término: padres o madres) han perdido el norte. Algunas anécdotas para ilustrar la idea:

1.  Mes de septiembre. Se acaban de publicar las listas de los grupos en el Instituto. Una madre acude a la dirección porque su hija no está con sus amigas. Cuando se le explica que no es posible atender a los caprichos del alumnado, que se trata de que trabajen, que las amistades son para fuera de clase… dice:

– No, si yo no quiero que la cambien, si con sus amigas se dedicaria a charlar.

– ¿Entonces?

– Pero si no vengo no vea la que me arma.

2.  Una alumna está en clase escuchando música mientra el profesor explica. Siguiendo la normas del centro le retira el MP3  y lo entrega en la Jefatura de Estudios, donde sus padres podrán retirarlo. Es viernes. La madre llega al centro antes de que el Jefe de Estudios se haya marchado, para recoger el aparato. Se le explica la situación  y se le sugiere  que podría castigar a su hija a no usarlo el fin de semana. Respuesta:

– Estoy de acuerdo. No me lo llevo y le digo que usted no me lo ha dado.

2. Fin de curso. La Asociación de Padres organiza una fiesta para despedir al alumnado que finaliza su etapa en el centro, regalarle las orlas que les han hecho como recuerdo, entregar premios, ver actuaciones…. Algunas madres del alumnado que debe recibir las orlas buscan a la presidenta de la AMPA para pedirle que se cambie el orden de las actuaciones  porque sus hijos han organizado una cena la misma tarde noche y a la hora en la que normalmente se entregan las orlas, o incluso antes. Como no se va a alterar el orden, proponen:

– ¿No podrían ustedes, profesores, hablar con ellos y convencerlos para que cambien la cena?

Resumiendo: Cuando hay que enfrentarse a los hijos, ponerles límites, enseñarles lo que está bien y lo que está mal, que lo haga otro. Así se puede decir que en mi casa no da problemas. ¿Cómo los va a dar si hace lo que quiere?

En la mayoría de los casos, detrás de un alumno conflictivo hay una familia que no pone normas. Al menos, es mi experiencia.

Enlaces relacionados:

Recopilación de consejos y opiniones de Bill Gates, en Contencioso.es

Y otros de Guillermo Fesser, publicados en Ciencia Online