Archivos de la categoría Educación

Otro comienzo de curso, otro desatino

Todos los comienzos de curso conllevan dificultades de organización, muchas. Tanto que siempre hemos pensado que no podía ser peor, que el siguiente mejoraría. Pero tienen razón quienes aseguran que todo es susceptible de empeorar: a juzgar por lo que comentan mis amigas y amigos en puestos directivos, por lo que leo en redes sociales, este año ha superado, para muchos todavía está superando porque los problemas no se han resuelto, los despropósitos.

Recuerdo los primeros años en que se usó la informática para la adscripción del profesorado provisional e interino. Los errores eran tantos que comentábamos con humor que se habían equivocado en la compra y habían enviado a la delegación una centrifugadora en vez de un ordenador. Y antes, cuando en los centros de primaria no había personal de administración y servicios, ni siquiera ordenanza, sólo la limpiadora. Bueno, en la escuela unitaria, mixta, diseminada, de difícil desempeño (categorización oficial) en la que trabajé dos años, sin luz eléctrica ni agua corriente, tampoco había limpiadora. ¿Quién limpiaba el aula? Quienes  la usábamos.

Pero no es cosa de irse tan atrás, ya habrá ocasión para ello. Porque los problemas de estos últimos años son de otra índole: se asegura que en Andalucía no hay recortes en educación, mientras se recorta, y mucho, tanto en recursos materiales como en personal (por ejemplo reduciendo horas lectivas en centros bilingües), e incluso se ponen en funcionamiento nuevos programas (implantación de segunda lengua extranjera) sin aumentar las plantillas, sustituyendo un puesto de enseñanza general y tutoría por uno de francés. Posturéo, lo llaman ahora: aparentar que se mejora pero sin mejorar en realidad.

Todavía hay centros a los que no ha llegado (al menos no había llegado ayer) el profesor(a) de francés, que no olvidemos ha sustituido a otro(a) que tampoco está. Como ocurrió cuando se generalizó la LOGSE, que faltaba profesorado de algunas especialidades y hasta bien entrado octubre no se cubrieron las plantillas de los nuevos centros (doy fe de ello, que lo sufrí), ahora no hay suficiente profesorado con preparación en francés, como no lo hay para el bilingüismo del que tanto se alardea y que ha permitido la discriminación del alumnado, facilitando los grupos de buenos y malos que en teoría la legislación no permitía, y empeorado los conocimientos en las materias “bilingües”.

Las consecuencias de la reducción de personal, mejor que lo pudiera hacer yo, y con ejemplos que se entienden fácilmente, lo explicó Miguel Rosa ya en agosto, al conocer la plantilla de su centro. Quiero destacar los párrafos finales, que plantean más cuestiones:

Ahora os pido que penséis que ese centro, en ese curso de primero con 25 alumnos , tiene a 6 alumnos de nuevo ingreso que desconocen nuestro idioma, a 5 alumnos desfavorecidos socialmente y que necesitan una atención especial y  a 3 alumnos que deben ser tratados de alguna discapacidad . No cuento a los alumnos  que necesitan apoyo educativo.

¿Lo imagináis?  ¿Se puede dar un mínimo de calidad educativa?  

Si a estos recortes (que no existen según la administración) se suman las pruebas y las reválidas de la nueva ley de educación (LOMCE) , es más que evidente que los alumnos de este centro van a tener muy, muy difícil, por no decir imposible, el llegar a bachillerato.

Se está haciendo una selección del alumnado y , a la vez, se están encasillando los centros en “buenos y malos”, saliendo perjudicados gravemente  los centros públicos.

Y , por supuesto, el profesorado en la misma medida y por las mismas razones, va a tener muy, muy difícil conseguir un mínimo de éxito escolar y, lo que mas duele,  seguramente en este centro comience un deterioro del clima escolar ante el panorama desolador que se presenta.

Estoy convencido que la mayoría del profesorado va a responder (ya está respondiendo) con la máxima profesionalidad, pero va a ser muy duro sobrevivir cuando no se aprecia ni se considera el valor de la Educación.

Se trata de medir las necesidades de todos los centros con el mismo rasero. Como si tuviera las mismas características, y en consecuencia las mismas necesidades, un centro cuyo alumnado procede mayoritariamente de un entorno social y culturalmente desfavorecido (El IES San Telmo, o el CEIP Poeta Carlos Alvarez, por ejemplo) y otro en el que tal entorno es minoritario (El IES Alvar Nuñez, o el CEIP Antonio Machado, pongamos por caso, en Jerez).

Y así se consigue que en vez de dedicar esfuerzos a lo importante: a los cambios imprescindibles para adaptar la educación que ofrecemos al mundo en el que vivimos, a mejorar las estrategias para hacer relevante para el alumnado el trabajo escolar, a los métodos pedagógicos, al impacto de las redes sociales, a la necesidad de que el profesorado sepa reconocerlas y aprovecharlas…, la reducción de personal hará que cada una o uno se centre en su pequeño mundo y trate de sobrevivir en él.

¿Será que como bien decíamos durante la dictadura al poder le interesa el personal acrítico y la mejor forma de conseguirlo es una educación pública sin calidad?

—————————————————–

PS. De temas como estos, deberíamos estar hablando:

El periodo de adaptación en educación infantil

¿Se puede trabajar por proyectos en secundaria?

El aprendizaje y el afectoSobre educación y relaciones

 

 

Una petición razonable

Hace un par de días encontré esto en twitter.

No me lo podía creer.

Siempre tiene que haber alguien con quien meterse: mejor que ese alguien no seas tú. Es una pena que tenga que ser tu mejor amiga, pero… ¿prefieres que se metan contigo? ¿en serio?

¿Qué tipo de actitud les está proponiendo a las niñas? ¿Les da razones para inhibirse cuando otras lo sufren o directamente para actuar como acosadoras? ¿Acaso no sabe esa señora que todas las Consejerías de Educación tienen establecidos protocolos para detectar y actuar en casos de bulling? ¿Cree que son cosas de niñas (sólo escribe para ellas) y exageramos la gravedad de esas situaciones por gusto? ¿No se ha enterado de que niños y niñas se han suicidado como consecuencia de que otros y otras actuaron como ella les propone a sus lectoras? Recuerde: Yokin, Carla, Diego…  Jessica sí los recuerda. (Si pinchas en el enlace, lo leerás, no me cabe duda)

Las observaciones y los consejos relacionados con tener novio (escribe para niñas de 12 años) no pueden ser más machistas. Se carga de un plumazo el trabajo paciente de muchas docentes que tratan de mostrarles la importancia de la igualdad entre hombres y mujeres, aun cuando en sus familias no sea realidad. El de muchos padres y madres que tratan de hacerlo realidad en sus vidas, aunque la sociedad siga siendo machista. Sus consejos figuran en las listas  de indicios para detectar el maltrato. (Mira el 2, y el 3…)

Y no, no he leído más que las páginas que figuran en el twit. Sólo con ellas hay motivo más que suficiente para desaconsejar llegue a manos de sus destinatarias y no estoy dispuesta a hacerle ganar unos euros, o unos céntimos con la venta de un libro más.

Imagino que aquellas personas que lo han regalado a una niña preadolescente lo han hecho sin leerlo, fijándose en los datos que figuran en la solapa y en el crédito de la autora, una psicóloga. Sin suponer que desprestigia su profesión y fomenta la desconfianza que mucho profesorado del que sólo quiere enseñar, no educar (que todavía queda) siente hacia psicólogas y pedagogos (y viceversa).

Y, consecuentemente, he firmado la petición para que Alfaguara, una editorial de prestigio en literatura infantil y juvenil, retire el libro de las librerías. Y te pido que, si no la has firmado ya, lo hagas ahora:

Firma

Si quieres más razones, @xarxatic las da aquí.

No todo vale para ganar dinero.

 

 

 

 

Chefchauen

20160507_201835_26781436102_oEn la visita que hicimos un grupo de amigos y amigas a la ciudad marroquí de Chefchauen, me llamaron la atención algunas cosas:

  • La belleza de la ciudad, de la que dan buena cuenta las fotos.
  • La cantidad de gatos que se ven por sus calles.
  • Lo limpia que amanece la ciudad, teniendo en cuenta que no hay contenedores para la basura, las bolsas se depositan en la calle donde los gatos las rompen y esparcen la basura antes de que se recoja. La recogida en la vieja medina es manual porque sus calles estrechas y escalonadas hacen imposible el paso de vehículos.
  • El excelente servicio gestionado por la agencia con la que contratamos, en todas sus facetas: alojamiento, desayuno, traslados, información.
  • La alta calidad de la comida local.
  • La mala consideración que nuestro casero manifestaba de los autóctonos. Diez años de convivencia y sólo en el último desayuno dijo algo positivo, aunque lo matizó rápidamente: Se les dan bien los idiomas y tienen buena memoria… porque tienen el disco duro vacío.

Me recordó este casero (cuyas atenciones hacia nosotros fueron muy buenas, todo hay que decirlo) a algunos docentes que no sienten el más mínimo aprecio hacia su alumnado. Sueñan con el antiguo alumnado de bachillerato, seleccionado y domesticado, que por cierto nunca existió por mucho que crean que sí. Sienten la diversidad como un handicap insuperable y no como una oportunidad.  En el fondo no les gusta su trabajo, aunque les resulta más cómodo seguir en él que buscarse otro. Sin ellos y ellas los colegios, y especialmente los institutos, mejorarían mucho. Porque hay muy buenos profesionales, sean vocacionales o no.

Entradas relacionadas:

Vocación

¿Generosidad o profesionalidad?

25 años de valioso trabajo

DSC03445 (1)Este curso se cumplen 25 años desde la puesta en funcionamiento de los Centros de Educación Permanente (CEPER), cuando dejaron de ser aulas independientes para convertirse en centros organizados. Desde entonces ha llovido mucho, y muchas cosas han cambiado.

Lo explicaron en un corto filmado por el personal del CEPER Victoria Alba (profesorado y alumnado, actual y de cursos anteriores, con la colaboración de otros responsables de esta enseñanza) bajo el título: “Cuando la Educación tomó su nombre”.

Directora, Presidenta de la Asociación del Alumnado, Delegado Territorial de Educación y Concejala de Educación
Directora, Presidenta de la Asociación del Alumnado, Delegado Territorial de Educación y Concejala de Educación

Ya comenté en otra entrada, en enero del año pasado la alta valoración que me merece el trabajo que se realiza en estos Centros, y me parece que es momento de repetirlo:

El trabajo que realizan los maestros y maestras que han trabajado y trabajan en la formación de personas adultas es impresionante.

Empezaron enseñando a leer y escribir, alfabetizando,  a aquellas personas que en su infancia no tuvieron ocasión de ir a la escuela, una parte muy importante de la población entonces. Pronto se convirtieron en algo más, porque aportaban a su alumnado no solo aprendizaje de las letras, sino también de la vida: relaciones sociales, valoración de manifestaciones culturales, conocimiento de su propia realidad al contrastarla con con la de otros…

Para muchas mujeres que conozco, las “clases de adultos” han supuesto su introducción en la vida social, la toma de conciencia de la situación de esclavitud en la que han vivido, el comienzo de la asunción de sus derechos como persona. Se han hecho conscientes de su valor, de la ingente tarea que han realizado en las peores condiciones, han adquirido autoestima, en lenguaje actual: se han empoderado.

Hoy, los sucesores de aquellas aulas, convertidos en Centros de Educación Permanente de Personas Adultas, continúan la tarea. No se limitan a las enseñanzas básicas. Han ampliado su oferta en la línea de formación y enriquecimiento personal a lo largo de la vida, de modo que su alumnado es de lo más variado: ¿quién no tiene un déficit en su formación inicial? No me imaginaba yo que iba a encontrar tanto nivel en un centro de adultos, comentaba un compañero hace unos días.

Por eso, sin dejar de lado lo imprescindible (cursos para la obtención del título de graduado, formación básica), amplían su oferta: Patrimonio, para quien quiere conocer su entorno histórico-artístico. Inglés, para quienes lo necesitan por cuestiones laborales o familiares (tengo dos nietos ingleses, no me queda otra, decía una compañera) o lo quieren aprender para viajar con mayor facilidad o superar lo que consideran una asignatura pendiente. Fomento de la cultura emprendedora, donde se desarrollan estupendos y originales proyectos de muy diferentes estilos. Informática, la alfabetización actual. Educación para la salud


He conocido a una señora con más de 80 años, que no pudo ir a la escuela en su momento y ahora está yendo a clases para obtener el Graduado en Secundaria. Naturalmente, dice ella, aprobó todas las asignaturas el primer trimestre, pero no está contenta porque en Inglés, que es lo que mejor le va,
sólo obtuvo un notable: su ilusión es tener un sobresaliente. ¿No es digna de admiración?

Y lo hacen con una dedicación profesional y personal que supera la media, realizando además visitas, actos culturales, convivencias…, cuya organización requiere un tiempo y un trabajo que al parecer pesa menos si la respuesta merece la pena. El hecho es que consiguen entusiasmar a un alumnado ya de por sí interesado (asiste voluntariamente) que se integra mayoritariamente en la vida del centro, asiste a  las actividades y se esfuerza por aprender.

Profesorado asistente al acto
Profesorado asistente al acto

 

De aquellos polvos…

NuevoDocumento 7_1

Hace treinta y dos años que un claustro entusiasta, contagiado por un maestro de gimnasia (todavía se decía poco educación física) con  muchas y buenas ideas para mejorar la forma física de su alumnado, con su equipo directivo al frente y la colaboración de las familias y el ayuntamiento, 20160411_212025organizó el Maratón de Guadalcacín.  Se trata del Colegio Público Guadalcacín que más tarde se convirtió en C. P. Tomasa Pinilla en honor a una de sus primeras maestras, fallecida cuando cumplía treinta años de ejercicio docente en la localidad, mientras delirando creía que estaba en su clase.

Fué la primera carrera atlética del pueblo. 20160411_212016Como su objetivo era fomentar el atletismo y la actividad física de forma lúdica en el alumnado, era importante que pudieran participar desde los primeros cursos y, como las categorías oficiales no comienzan hasta los 8 años… inventaron otras nuevas: pitufos, para 6 y 7 años y pañales para 4 y 5. (Todavía el alumnado de 3 años no se había incorporado a la escuela)

¿Podéis imaginar lo que supone la organización de algo así? Inscripciones, dorsales (a mano, naturalmente), medición del circuito, colaboradores para los cruces de calles, megafonía, trofeos (donados por tiendas o otros establecimientos), colaboración de Cruz Roja por si…., llegadas, clasificaciones y toda una mañana de sábado de nervios, ilusión y satisfacciones al final. Porque fue un éxito.

20160411_212131En aquella primera carrera corrieron la mayoría de los alumnos y la alumnas del centro y muchos que no lo eran pero, como es lógico, la afluencia de inscripciones en las categorías de mayores fue pequeña.

Desde aquel  1984 Guadalcacín ha mantenido su cita primaveral con los atletas. Durante muchos años la organización corrió a cargo de colegio y paulatinamente el ayuntamiento fue asumiendo más responsabilidad.

 

…estos lodos:

Hoy es una carrera de reconocido prestigio organizada por la delegación de deportes del Ayuntamiento de Guadalcacín en coordinación con la federación gaditana de atletismo. En la prueba reina, en la que corren mujeres y hombres de 16 años en adelante clasificados en siete categorías diferentes en cada sexo, este año han participado más de doscientas personas, lo que indica que el foco ha basculado hacia los mayores, pero se mantienen las categorías no oficiales con gran afluencia (más de treinta por categoría y sexo).

Los preparativos
Los preparativos
El ambiente
El ambiente
Grupos de participantes
Grupos de participantes
Categoría "pañales", futuros atletas
Categoría “pañales”, futuros atletas
El corredor de más edad, Pedro Rizo, con 81. Dice que no se ha perdido la carrera ningún año.
El corredor de más edad, Pedro Rizo, con 81 años. Dice que no se ha perdido la carrera ningún año.

.

 

 

DSC03825 (2)

Haciendo amigos

Ir de viaje con un grupo de cincuenta y cuatro personas de las que sólo conoces a dos o tres puede parecer un riesgo, especialmente si no eres la alegría de la huerta, como es mi caso. Pero puedo asegurar que no es riesgo ninguno si el grupo con el que vas es alumnado y familia del CEPER Victoria Alba comandado por su exdirector  y naturalmente maestro, Enrique del Valle.

Un grupo de personas tan diferentes (de 13 a 80 años, de muy variadas profesiones y niveles educativos) en la que todas se apoyan y acogen a las nuevas, y donde prácticamente nadie desentona con un mal gesto ya se trate de subir cuestas para visitar un castillo,  de sufrir las inclemencias del tiempo o de disfrutar de una buena comida.

¡Y la marcha que tienen las mayores! Las primeras que están dispuestas para todo, que quieren visitar, conocer, escuchar a los guías, aprender lo que antes muchas no pudieron.

La organización magnífica, llevando controlado hasta el último detalle: la selección de los lugares (ni sólo ni sobre todo los trillados), todas la visitas con guías locales, la intendencia…

Como muestra de lo vivido, aquí se recogen algunos momentos: