Cablegate

Nadie ha cuestionado que los archivos pueblicados por Wikileaks sean verdaderos. Así de clara debe estar la cosa.

Lo asombroso son las reacciones: lo malo no es lo que ha sucedido, sino el hecho de que se conozca, de que se haya hecho visible.

Hay quien piensa que las publicaciones perjudican a EE.UU. Yo estoy con los que, como Moisés Naím,  piensan que no: han perdido momentaneamente la confianza de otros gobiernos -el español entre ellos- porque los han dejado con las vergüenzas al aire. Pero siguen siendo los más fuertes y, una vez garanticen que vuelven a estar seguros de que no habrá filtraciones, todo volverá a ser como antes.

En realidad salen bien parados: son coherentes, hacen lo que todos sabíamos que hacen, presionar para conseguir sus intereses.

Los perjudicados son aquellos de los que se descubre que mientras decían una cosa hacían la contraria: el caso del asesinato del periodista Couso es sangrante y la actuación respecto a la neutralidad de la red (la famosa Ley Sinde) no tiene justificación posible. Y son sólo dos ejemplos.

Actuar al dictado de una potencia extranjera, en lo que sea, y proclamar lo contrario (se reconoce en los cables que así se hará, porque la ciudadanía no lo entendería) supone tal nivel de desvergüenza y de cinismo que debería incapacitar a los autores para gobernar.

La transparencia informativa generada por Wikileaks, aunque nos deje a la intemperie al descubrir la categoría de nuestros políticos, nos enfrenta con la realidad y por ello nos hace más fuertes y más capaces de reaccionar como sociedad. Bienvenida sea.

Me queda la palabra de Paco Ibáñez, en el Olimpia.

Manifiesto por la neutralidad de la red.

Como los ataques que wikileaks está sufriendo hacen temer que se pretende que desaparezca, muchos internautas están colocando espejos (mirrors) para que no sea posible. Aquí aparecen los existentes hoy, 6 de diciembre, tomados de la página  de Enrique Dans

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *